04 julio 2017

PECUAU GRAN VIA 18. Plan Especial de Control Urbanístico-Ambiental de Usos para el edifico Gran Vía 18

1433A_ALZADO GRAN VIA

2017.07.04 | allende arquitectos

 El 19 de agosto de 2016, la Dirección General de Control de la Edificación del Área de Gobierno de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Madrid procedió a la aprobación definitiva del Plan Especial de Control Urbanístico-Ambiental de Usos (PECUAU), Protección y Mejora del Medio Urbano en el edificio existente situado en la calle Gran Vía de Madrid nº 18, tras la aprobación inicial por parte de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid en sesión celebrada el 16 de junio de 2016.

El Plan Especial ha sido desarrollado y promovido por allende arquitectos en representación de Iberia Project Development S.L., con el fin de implantar el uso comercial hasta la superficie máxima autorizable en un edificio exclusivo destinado a Servicios Terciarios, completado por el uso de oficinas. Adicionalmente el Plan Especial protege, restituye y pone en valor sus singulares condiciones arquitectónicas y urbanas.

El edificio pertenece al Catálogo General de Edificios Protegidos y cuenta con el nivel 1 de protección en grado Integral, aquel que protege edificios que presentan importantes valores arquitectónicos y ambientales.

Se trata del primer edificio terminado en la Gran Vía, destinado originalmente al establecimiento del Hotel Roma. El diseño definitivo fue realizado por el arquitecto Eduardo Reynals Toledo, que firma los planos en mayo de 1913. La inauguración, que contó con la presencia del rey Alfonso XIII, tuvo lugar el 3 de octubre de 1915.

Las fachadas sobrias y elegantes, presentaban la distribución canónica habitual, con un basamento almohadillado de doble altura delimitado por los balcones corridos del piso principal ritmado por ventanas coronadas alternamente por frontones curvos, dos pisos lisos, y un ático de remate encerrado entre una línea de imposta inferior y una potente cornisa volada sostenida por ménsulas. La imagen más representativa quedaba confiada a una gran cartela con el nombre del hotel, coronada por un frontón partido con una guirnalda sobre la que campeaba un pedestal con la estatua en bronce de la loba capitolina.

hotel roma

Tras la Guerra Civil el edificio pasó a convertirse en la sede del Banco Ibérico, realizándose entre 1946 y 1955 diversas intervenciones a cargo del arquitecto Manuel Cabanyes Mata, que implicaron la reforma total del inmueble. En 1966 Luis Peral Buesa transformó la fachada, desnudándola de muchos de sus elementos decorativos.

Este antiguo hotel se ha mantenido como edificio de oficinas, siendo reformado nuevamente en 2001 por Juana Ramos Pérez para acoger la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid.

 
© 2017 allende arquitectos. Aviso legal.